22 de mayo de 2012

¡Alarmantes similitudes entre mi mente y la mansión Playboy!


"Para entender esto, tenés que tener la mente abierta."
"No creés en nada porque tenés la mente cerrada."

Si uno anda de escéptico por la vida, se expone a escuchar este tipo de cosas, a veces. Una respuesta usual es "es bueno tener la mente abierta, pero no tanto que se te salga el cerebro"; la mía más común, "mi mente está abierta, pero la casa se reserva el derecho de admisión y permanencia".
Pero tras pensarlo demasiado (ya verán, demasiado de verdad), decidí que mi respuesta no es suficiente para explicar porqué desconfío tan rápido de algunas ideas. Por eso, como para que quede claro o confundir definitivamente, he aquí un símil que empezó sensato y se fue al demonio.

Para empezar: mi mente es como una casa. Una mansión lujosa, ya que estamos, total imaginar es gratis. Los sentimientos, los recuerdos, las obsesiones, en fin, todas esas cosas "de uno" son las distintas habitaciones. Es decir: son parte inherente de la cosa, la base arquitectónica. El arquitecto -yo- es un tipo bastante caprichoso.
Dj Poquito extasía a la multitud al ritmo
de Dr. Poroto.
El dueño de casa -yo- se pasea en traje y crocs, atendiendo a sus invitados. La casa está más o menos siempre de fiesta, animada por el DJ residente. Yo, claro.
Una fiesta necesita sus invitados, claro está. El timbre de la casa suena constantemente y un amable aunque inconfundible mayordomo -yo- atiende a cada asistente y lo deja o no pasar. Hay dos tipos de invitados: las ideas y los datos. Porque no es bueno que sean sólo chicas y uno, vio. La idea: tener la fiesta más top posible.
Los aspirantes a invitados quieren hacer la ola y lo hacen mal.
Las ideas son todas chicas beeeeellas, inteligentes como personajes de Woody Allen, arregladas para fiesta y con olorcito a recién bañadas. Al principio, todas tienen un conversación muy interesante, pero la mayoría se vuelven monótonas rápidamente. Los datos son tipos siempre atildados, con cara de serios y pinta de tener mucha plata, pero algunos no tienen ni para el bondi y otros son unos descarados embaucadores.
Una vez adentro de la mansión, las ideas y los datos pueden deambular a gusto y encontrar su habitación favorita, sobre todo las construidas con creencias y aquellas donde se encuentran con conocidos (ideas hermanas, datos afines). Cuando se sienten cómodos, es más difícil sacarlos (sobre todo a las chicas; muchos datos son de irse sin avisar, dejando con suerte una tarjeta para ubicarlos más tarde); por eso el mayordomo tiene que estar muy atento.

Las ideas Clavate Una Pizza de Burgio y
Sandman Debería Ser Una Miniserie, esperando entrar.
Atrás, el dato Record De Almacenamiento de Antimateria (16 minutos y  40 segundos)
Para evitar confusiones y ayudar al mayordomo, en la entrada hay pegado un cartel:
Bienvenido a la mente de Juan Poquito; la casa se reserva el derecho de admisión.
Antes de entrar, por favor tenga en cuenta las siguientes reglas.
  1. Damos preferencia a las parejas. Toda idea que venga acompañada de al menos un dato que la ayude a bajar del auto, será evaluada primero. 
  2. Las ideas que aparezcan solas deambulando por la casa, sin su correspondiente entrada serán llevadas a la puerta y tratadas como las que vienen de afuera. Con un poco más de simpatía, tal vez.
  3. Lamentamos no poder acceder a que entren en grupo. Por atractiva que sea la señorita "Técnica respiratoria que produce beneficios garantizados", entrará separada de su melliza "...porque te pone los chakras en sintonía con Sirio 3".
  4. Estos datos no van a entrar, parece.
  5. Sólo pueden entrar datos de buena familia, acompañados de su partida de nacimiento y CV: ¿de dónde salieron? Toda idea que venga acompañada de datos de origen dudoso será inmediatamente sospechada. Si el dato en cuestión es el señor "Usamos sólo el 10% de nuestro cerebro", nuestro personal se encargará personalmente de dicho individuo y la idea será acompañada hasta la puerta con plata para el bondi.
  6. Damas gratis: las ideas no necesitan presentar credenciales, ni pueden aducir que provienen de una fuente de autoridad. Su mejor carta de invitación son los datos que las acompañen. Sí pueden aducir parentesco lógico con las invitadas que ya han entrado (pero ver regla 9).
  7. No, no, no: parentesco lógico. Decir "Soy una terapia que trata al cuerpo como entidad cuántica, de acuerdo con los últimos avances del CERN" hace que seguridad suelte a los lebreles. Tampoco cuenta aducir antigüedad alguna. 
  8. Sres. datos: si tratan de colarse con su prima Interpretación, sepan que si la descubrimos será atrapada como una idea más. Gracias por su comprensión.
  9. Srtas. ideas: su prima Presunción Previa, no importa lo calladita e inconspicua que sea, debe ser tratada como una idea más, por separado. A la cola.
  10. Se le dará atención preferencial a las ideas que puedan entrar en conflicto con otras invitadas, si no han sido rechazadas por alguno de los requisitos anteriores. Sobre todo porque...
  11. Las señoritas Determinismo y Libre albedrío,
     en una sesuda discusión que lleva ya varios años.
  12. Todo conflicto entre ideas será resuelto por LUCHA EN GELATINA, con dos resultados posibles: derrota ignominiosa de una de las contendientes, que será acompañada a la salida de servicio; o desmembramiento seguido de regeneración, en los que se descubre que lo que parecía una idea eran en realidad varias. Las ideas recién identificadas deberán volver a la puerta y el mayordomo las atenderá. Consejo para principiantes: no te metas con las Leyes de la Física. Y las chicas de la familia Biología no son las niñatas endebles de hace 80 años, te pueden surtir de lo lindo.
Lograda la entrada, como dije, las chicas y chicos pueden deambular a gusto. Algunos, con suerte, lograrán entrar al salón VIP, allí donde se arma lo que, a falta de otro término, llamaré Ideolorgía. Sí, con "r" en el medio. La Ideología es la lista de invidatos al VIP, pero está siempre desactualizada y mal escrita. En la Ideolorgía, ideas y datos se mezclan de manera desordenada, no se entiende muy bien quién está con quien, ni quien hace qué, pero definitivamente todos tienen un objetivo en común.

Eso. Ahora saben en qué estoy pensando mientras guardo silencio en una reunión. Y porqué, cuando voy al baño, se escucha "Everybody dance now!"

Ideas en lucha: Scootie 
Cartel de Abierto: A30_Tsitika
Cola en tsunami: BenJTsunami 
Monjes: Wonderlane 
Chicas en la entrada: M31
Todas via photo pin cc












Ajá. Seguís ahí. Mirá, una muestra de lo que se banca el pobre mayordomo.


2 comentarios:

  1. Muy bueno, de lo mejor del blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Es de la que estoy más contento y además me reí de lo lindo buscando imágenes.

      Eliminar